Los mejores discos del 2011 según Radio Free Europe



Se acaba el 2011, año de mierda en lo personal, aunque no creo que sea para dramatizar. Un año regularón en lo musical a comparación de los dos últimos años, muchos nombres renacidos de las cenizas(Kate Bush,Wire,Magazine, The Waterboys, Gary Numan,etc), la electrónica en todas sus formas, hip hop del siglo 21(más experimentación, menos estupidez), descubrimientos, reconsideraciones,etc. Pero como hace algunos años: nada nuevo, solo rodeos en lo ya conocido, espirales creativas sobrevolando los triunfos ya descubiertos. Eso no quita los grandes discos de este año, en el que el gran triunfador fue el chillwave, sub género menospreciado en sus inicios, pero que ha sacado a relucir los últimos brillos de la mirada del pop actual puesta en los 80’s. Pues bien, estos son los diez mejores álbumes del año 2011, año de mierda como dije pero agradecido de que la música lo cura todo.



10-The Horrors-Skying




Lo que más resalta del tercer álbum de The Horrors, es el nuevo giro que le dan a su corta, pero a la vez  interesante, carrera. Desde el garage-goth que significó su debut “Strange House”, pasando por el  shoegaze-post punk de “Primary Colours”, The Horrors llegan a encontrar un sonido más accesible que rescata la estética menos saturada del post punk de mediados de los 80’s, es decir, la senda trazada por bandas como Psichedelic Furs y Echo and The Bunnymen. Sin embargo, la proeza no muere al adoptar dichos patrones de sonido, sino que los enriquece con elementos del shoegaze, el krautrock, la psicodelia, el glam rock(por momentos suenan a Suede), y el punk, permitiendo a las canciones una mayor variedad de matices, que por otro lado, no oculta la vena oscura, característica propia de la banda. Creo que la carrera de The Horrors es un buen ejemplo de lo que significa evolución en el mundo de la música, permitiéndonos apreciar la riquísima lista de influencias que descubren el por qué de un sonido rico al servicio de un concepto.





9-Thurston Moore-Demolished Thoughts



Sin duda, el aporte de Thurston Moore a la música popular contemporanea es inmenso, no solo al frente de Sonic Youth, sino también en una carrera paralela que abarca su trabajo solista y su tarea como productor de bandas independientes. Para este año que empieza a agonizar Moore entregó “Demolished Thoughts”, disco que viene a ser otra arista dentro de su afán por explorar todos los recovecos que nos ofrece la música popular. Algunos críticos mencionan que el nuevo viaje de Moore no puede ser denominado folk a pesar de que las cuerdas juegan un papel esencial. Arriesgándome un poco creo que este álbum está más cerca de un Nick Drake que de un Bob Dylan, ya que al juego de cuerdas se añaden violines, arpas, y demás instrumentos que le otorgan una identidad más compleja, más cerca de la belleza pura que de la coinciencia recitada. Creo que es posible disfrutar de la música sin llegar a comprender las letras(para esta ocasión, tratan en su mayoría sobre la soledad del artista y las curiosidades del éxito)algo que no se le puede permitir a la música folk. La producción ha estado a cargo de Beck, quien ha creado un ambiente puro, capaz de frenar cualquier intento de crudeza. Un gran disco, lleno de emoción y pureza.





8-Kate Bush-50 Words for Snow



Kate Bush dice que no escucha la música que se hace hoy en día, y si escuchamos su último álbum, “50 Words for Snow”, no queda más que creerle. No es novedad ya que, a lo largo de su carrera, siempre ha ido a su rollo, creando los personajes más raros y misteriosos que a nadie más que a ella se le puede ocurrir. Y no solo es la temática que utiliza sino también la música parece ser de otro planeta. Para su nuevo disco se inspira en el tiempo que enmarca a la navidad, la época en que nada ni nadie compite en protagonismo con la nieve y los personajes que aparecen desvelados por el invierno. La frialdad aparece en el disco, los silencios rodean al piano, al violín y a los demás instumentos, mientras la voz de Bush eleva a categoría de drama navideño cada una de sus historias. Hay discos que nacen para ser clásicos en determinadas épocas del año, y “50 Words for Snow” será sin duda uno de ellos, pero no de los que se enredan con las sonrisas y los buenos deseos, sino más bien de aquellos que nos recuerdan que detrás de una tormenta de nieve siempre está la silueta de una sombra hostil.





7-Gang Gang Dance-Eye Contact




El nuevo disco de Gang Gang Dance es una buena muestra de lo que es un buen collage de géneros. El quinto álbum de la banda, “Eye Contact”, bebe de diversas fuentes, teniendo como resultado un disco de pop, de esos raritos pero pop al fin y al cabo.No solo encontramos melodías digeribles, sino que además éstas se mezclan con ritmos exóticos, provenientes de Africa o Asia, los que se encargan de realzar la belleza de las melodías, sintetizando la riqueza de los detalles. La voz de Lizzi Bougatso agudiza el exotismo producido por la experimentación sonora, navegando por un tempo ajeno a las canciones pop de Occidente. Alexis Taylor, miembro de Hot Chip, colabora en este disco, aportando una arista más de belleza y encanto a un álbum que resume no solo los diversos sonidos que nos puede ofrecer el mundo, sino que además nos sumerge en una atmósfera donde los sonidos, por más diversos que puedan ser, se funden en uno solo trayendo como resultado una sensación concreta: la emoción.





6-Girls-Father,Son,Holy Ghost



Mucho se habla de Girls, dúo de San Francisco que hace un par de años sorprendió con su debut “Album”, y la historia teñida de morbo que rodea el pasado de su cantante Christopher Owen, pasado que explica la rareza de su arte. He leído que algunos son de la idea que todo tiene una coartada, que el aliciente de la constante busqueda del dúo por romper esquemas se debe a una acción premeditada. Discrepo totalmente. Si existe alguna razón por la que Girls rozan y hasta traspasan las fronteras de lo que se acostumbra oír inclusive en el rock alternativo, es la complejidad de la psique de su cantante. Sus canciones inspiradas en el amor, siempre están salpicadas por el tánatos, no como el contrapunto de la vida, sino más bien como el desequilibrio real de alguien que nunca encontrará vivir la plenitud del amor. En lo musical, “Father,Son,Holy Ghost”, la continuación de su espectacular debut, transita el indie rock, pero también el pop, el blues y el garage. Las canciones son finamente trabajadas, melodicamente son disfrutables, con explosiones de guitarras a la hora de desatar la tensión, en el momento de desnudar las emoción. Un segundo álbum a la altura del debut, dejando en claro que los fantasmas no siempre se disuelven en la terapia que para muchos significa hacer música.






5-M83-Hurry Up, We're Dreaming


Los M83 ya llevan cierto camino recorrido y eso se nota en su nuevo álbum “Hurry Up, We're Dreaming”, un ambicioso disco doble que es sin duda uno de los mejores discos en lo que va de este año. La nueva entrega del proyecto liderado por el francés Anthony Gonzales es probablemente la mejor, conservando las virtudes de sus discos predecesores, pero a la vez presentándolas en un acabado que reluce por su belleza. Es así que la tendencia del francés de saturar los sonidos que nacen de los sintetizadores-a lo My Bloddy Valentine- se encuentran finamente colocados dentro de algunas canciones, favoreciendo a sus texturas, otorgándoles mucho más consistencia.En sí, el sexto álbum de la banda es sinónimo de épica, ya que las sensaciones aparecen, desaparecen, explotan, teniendo como punto de gravedad un estado de ensueño constante, concepto que viene anunciado desde el título. En principio este álbum debe gustar a los amantes del synthpop y el chillwave, aunque un buen melómano adicto a la emoción sincera y pura va a disfrutar de estos 74 minutos nacidos del mundo onírico del ya gran Anthony Gonzales.




4-Oneohtrix Point Never-Replica



Todavía no estoy seguro si es que la belleza que Daniel Lopatin es capaz de ofrecer a través de su proyecto Oneohtrix Point Never es de este mundo o no. Me lo pregunto ya que podemos reconocer ciertos sonidos- para “Replica”, su nuevo álbum, utiliza música de los comerciales norteamericanos de los años 80’s-pero no los asociamos a un contexto concreto. Tan solo trae al presente las sensaciones de un pasado emocional indefinido. Para ello utiliza la distorción, la que mimetiza con cada melodía de fondo, producto de la manipulación del sampleo. Lo que al parecer intenta Lopatin es no conceptualizar las sensaciones, solo permite la posibilidad de que el oyente pueda imaginarlas a partir de la sensación. “Replica” es un disco único, ya que permite al oyente vivir la emoción pura, sin indicarle que es lo que tiene que sentir a partir de un sonido concreto. Belleza en estado puro es la mejor definición que se le puede dar a “Replica”, aunque para este caso se queda corto.




3-P.J Harvey-Let England Shake



Polly Harvey es una mujer que parece tener más testosterona que la mayoría de hombres que podemos conocer. No me refiero a nada que tenga que ver con su tendencia sexual, sino a las agallas que posee a la hora de lanzarse al vacio cada vez que publica un nuevo álbum. No teme al riesgo. Además, la fuerza de su arte es hercúlea, inaprensible para quienes gustan de los estereotipos. Su nuevo álbum confirma todo lo arriba expuesto. “Let England Shake” es un disco que nace del hedor de la sangre, de los lejanos recuerdos de la Primera Guerra Mundial. Historias de muerte, vacío existencial, en fin, todo lo que deja al descubierto la demencia del ser humano. La sensación febril que despliega el álbum se potencia por la densidad de la música, compleja en arreglos aunque simple en cuanto emoción. Un disco potente, atemporal, con el sello de una voz que no se cansa de perseguir el ideal de la emoción





2-Bon Iver-Bon Iver, Bon Iver



Este año leí en un blog del diario El País de España que estaban cansados de la música que se hacía en la actualidad, música con olor a establo y a campo abierto. No sé si los de Bon Iver pensaron lo mismo antes de escribir “Bon Iver, Bon Iver”, el segundo álbum de los norteamericanos luego del aclamado “For Emma, Forever Ago”, disco que lo pondría al frente de un movimiento naciente que rescataba los sonidos más tradicionales de la música norteamericana. Resulta que la espartana propuesta del primer disco es remplazada por un trabajo de producción más complejo que incluye arreglos mucho más artesanales, canciones con diversos referentes-el folk, el soul, el r&b,el synth ochentero, etc-y todo envolviendo a la voz maravillosa de Justin Vernon, cerebro del proyecto, que es un instrumento más, capaz de pellizcar los sentimientos más humanos con esa voz heredera del soul más clásico. La intimidad no se pierde por el hecho de abandonar la simpleza, solo es invitada a vestir diferente. El nuevo disco del artista de Wisconsin lo situa nuevamente como uno de los abanderados de la buena música hecha en este nuevo mileno.





1-Destroyer-Kaputt




Una voz enrarecida por una música de ensueño, eso es en resumen lo que hace Destroyer, banda canadiense liderada por Dan Bejar. Y no es exagerado hablar de paisajes nacidos de los sueños, ya que las canciones de”Kaputt” se construyen desde la delicadeza tejida por una melodía infinita. Por momentos se deslizan sublimes capas de sintetizadores, que cubren ritmos cadenciosos, o guitarras delicadas mezclándose con los alaridos del saxo que se oye a la distancia. Un disco que tiene olor a pasado, pero que a la vez se ven huellas del presente, y las ideas del futuro. Un gran disco, sin duda.






Posted in , , , . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

One Response to Los mejores discos del 2011 según Radio Free Europe

Leave a Reply

Radio Free Europe. Con la tecnología de Blogger.

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.